LOS BENEFICIOS DEL SEXO EN EL EMBARAZO

Las relaciones sexuales no dañarán al bebé en ninguna etapa durante un embarazo normal sin complicaciones. El bebé está protegido por los músculos fuertes del útero, el líquido amniótico y el tapón mucoso que se desarrolla alrededor del cuello uterino.

Algunas personas creen que la actividad sexual o los orgasmos podrían dañar al bebé, aumentar las posibilidades de un aborto involuntario o inducir un parto prematuro. Sin embargo, en un embarazo saludable, nada de esto es cierto.

Las mejores posiciones

Durante las etapas finales del embarazo, las personas deberían elegir posiciones que no pongan presión sobre el vientre de la mujer embarazada, como la posición de misionero. Si una mujer se recuesta boca arriba, el peso del bebé podría presionar sobre sus órganos internos o arterias principales.

Una mujer embarazada podría sentirse más cómoda en posiciones que le permitan controlar la profundidad y velocidad de la penetración.

Algunas posiciones cómodas pueden incluir que la mujer embarazada esté encima de su pareja, acurrucada junto a ella (“cucharita”) o sentada al borde de la cama.

Cuándo evitar las relaciones sexuales

Una partera o médico podría aconsejar que se eviten las relaciones sexuales durante el embarazo si una mujer ha experimentado lo siguiente:

  • problemas con el cuello uterino que podrían aumentar la posibilidad de un aborto involuntario o parto prematuro
  • embarazo gemelar
  • placenta previa, cuando la placenta cubre parcial o totalmente la entrada del cuello uterino
  • insuficiencia cervical, cuando el cuello uterino se abre prematuramente
  • antecedentes de parto prematuro
  • pérdida sustancial de sangre o sangrado vaginal inexplicable
  • secreción de líquido amniótico
  • ruptura de la fuente, lo cual puede aumentar el riesgo de infección

El embarazo afecta el deseo sexual de cada persona de manera diferente y no existe una respuesta normal. El aumento de hormonas y un mayor flujo sanguíneo hacia los genitales pueden estimular el deseo sexual, particularmente en el segundo trimestre. Otras personas pueden experimentar una reducción en su deseo sexual a causa de la fluctuación de las hormonas, sentirse menos cómodas con su cuerpo, niveles de energía disminuidos o dolor físico.

El embarazo también puede afectar el deseo sexual de la pareja de una persona embarazada. Algunas personas pueden sentir más atracción hacia su pareja embarazada debido a los cambios en la forma de su cuerpo, como un aumento en el tamaño de sus senos.

Beneficios de las relaciones sexuales durante el embarazo

El sexo durante el embarazo puede tener algunos beneficios para una mujer embarazada y su pareja. Los posibles beneficios incluyen:

  • Mejores orgasmos. El aumento del flujo sanguíneo hacia los genitales podría implicar mayor cantidad de orgasmos más potentes para las mujeres embarazadas.
  • Mantenerse en forma. Las relaciones sexuales queman calorías y pueden ayudar a que ambos se mantengan en forma.
  • Unión entre la pareja. Algunas parejas consideran que la actividad sexual durante el embarazo los une más.
  • Estimulación del sistema inmunitario. Un estudio de 2004 determinó que las relaciones sexuales aumentan el IgA, un anticuerpo que ayuda a prevenir resfriados y otras infecciones.
  • Aumento de la felicidad. Los orgasmos liberan endorfinas que pueden ayudar a la mamá y al bebé a sentirse felices y relajado
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $ 0
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Abrir chat
Asesoría Vía Whatsapp